El universo íntimo de Frida Kahlo se expone en el Museo Victoria & Albert de Londres

El universo íntimo con el que Frida Kahlo construyó su identidad sale de México por primera vez y llega al Victoria & Albert de Londres, en una exposición que se ha convertido en la que más entradas ha vendido para su inauguración en la historia del museo.

Canal Patrimonio_Sabela Rey Cao

 

“Frida Kahlo: Construyéndose” (del título en inglés “Making Her Self Up”), que abrirá sus puertas el sábado, realiza un recorrido por la vida del icono mexicano para entender cómo forjó su identidad a partir de su origen, sus problemas de salud y su estilo.

La comisaria de la muestra, Claire Wilcox, aseguró que Kahlo es una figura sobre la que siempre ha existido un “elemento de misterio” que la hace interesante para el público. “Sabemos que era una artista maravillosa, carismática, fotogénica e interesante, pero esa cualidad que la hace tan fascinante quizá no podamos resumirla en una frase”, explicó.

Para comprender un poco más la atracción que despierta, la galería ha reunido los objetos personales de la artista que permanecieron encerrados durante 50 años en un baño de la Casa Azul -el Museo Frida Kahlo en Coyoacán, Ciudad de México-, desde su muerte en 1954 a petición de su marido, el famoso muralista Diego Rivera.

Empleaba su cuerpo a modo de lienzo

La particular vestimenta de la mexicana desempeña un papel fundamental en el centro de la exposición y es que la artista empleaba su cuerpo a modo de lienzo en el que hacer declaraciones. “Su vestimenta era habitual en las regiones de México, pero no era habitual que una creadora educada, casada con el artista más famoso del país y que se movía en un entorno social muy intelectual, se vistiera de esa manera”, declaró.

La comisaria agregó que su traje de tehuana, vestimenta regional mexicana, “era una declaración sobre su país y su ideología” que la hacía “diferente a sus colegas”. La muestra reúne muchas de las prendas que la propia Kahlo vistió, como sus rebozos de colores vibrantes, sus faldas que tocaban el suelo y sus huipiles -túnicas tradicionales-. Esa aproximación creativa a la vida se puede comprobar también en una pierna ortopédica para la que se diseñó unas botas de cuero con encaje rojo -en 1954 le amputaron una pierna, poco antes de morir- y en sus corsés de yeso, que debía llevar por problemas de columna, personalizados por ella misma.

Según dijo Wilcox, el vínculo que la exposición forma entre la ropa, las joyas, las fotografías o sus pinturas, entre otras cosas, permite apreciar al icono feminista “en su totalidad”. De esta manera, los más curiosos tendrán la ocasión de observar el maquillaje, los medicamentos y las cremas hidratantes que la creadora usaba, envasados todavía en su caja original, así como su barra de labios o su lápiz para las cejas.

Pasión por los autorretratos

Sin embargo, en palabras de la comisaria, el recorrido “cobra sentido a partir de las pinturas”, y es que la exposición reúne una vasta colección de sus autorretratos, un género en el que fue prolífica y cuya pasión heredó de su padre, un fotógrafo alemán afincado en México.

Un ejemplo significativo es “Autorretrato en la frontera entre México y Estados Unidos” (1932), que recoge, más allá de su figura -representada con su clásica monoceja-, su obsesión por el pasado indígena mexicano y su crítica al país norteamericano, al que llamaba “Gringolandia”.

En “Autorretrato como Tehuana” (1943) resalta su querencia por los vestidos tradicionales y muestra su rostro con la figura de Rivera estampada en la frente a modo de herida espiritual, en representación de su tortuosa relación, que duraría hasta su muerte.

“Espero que la gente se vaya entendiendo más sobre Frida y teniendo su propia idea sobre por qué es tan importante todavía hoy”, subrayó Wilcox en relación a la experiencia de visitar el conjunto. La muestra, que es la que más entradas ha vendido para la inauguración en la primera semana de apertura en el museo, permanecerá abierta desde el próximo sábado hasta el 4 de noviembre para comprender mejor la figura de este icono del siglo XX.

 

IMÁGENES: 1. Vista de las pinturas y los corsés de escayola de la artista mexicana Frida Kahlo durante la presentación a la prensa de la exposición “Frida Kahlo: Making Her Self Up” en el Museo Victoria & Albert en Londres, Reino Unido. 2. Vista de la pintura “Self Portrait MCMXLI’ (1941)”, (Lit. Retrato MCMXLI). 3.  Vista de unas botas de la artista mexicana Frida Kahlo. EFE    

Acerca del Autor

Número de artículos : 506

© 2013 Canal Patrimonio | Diseñado por Altamira-web | Aviso legal

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll to top