Mecenas para contar virtualmente el origen de Burgos

Estudiantes de la Universidad de Burgos participantes en el proyecto 3D UBU. El equipo de trabajo de la UBU formado por docentes, investigadores y estudiantes, se sirve de las nuevas tecnologías para explicar cómo era el patrimonio perdido

Canal Patrimonio_ Noelia Mariscal/ ICAL

Ricardo Ordóñez / ICAL Estudiantes de la Universidad de Burgos participantes en el proyecto 3D UBU

El equipo de 3D de la Universidad de Burgos (3DUBU) es un grupo de trabajo formado por docentes, investigadores y estudiantes, que se encargan de combinar los estudios históricos y arqueológicos con las nuevas tecnologías, para ayudar a explicar cómo era el patrimonio perdido a través de las nuevas tecnologías de la comunicación.

Su último proyecto, presentado recientemente, ha sido llevar a cabo la reconstrucción virtual del pasado de la Alta Edad Media de Vitoria Gasteiz, entre los siglos IX y XII. Ahora afirman tener el material necesario y la ilusión de realizar el mismo proyecto con Burgos

“Hay bastante información sobre cómo era Burgos en diferentes etapas de su historia”, señala el Profesor del Área de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la UBU y miembro del equipo de 3DUBU, Mario Alaguero. Asimismo, consideran que una gran parte de la población “ no entiende realmente lo importante que era Burgos para el reino de Castilla y para toda la España medieval”.

“Si algo tenemos en Burgos es patrimonio”, señala el también miembro de 3DUBU, David Serrano, razón por la cual consideran que es importante contar cómo era la ciudad de Burgos en esa época, y califican como algo bueno que la universidad esté apostando por divulgar ese conocimiento.

Sin embargo, pese a que cuentan con la información suficiente para poder contar cómo era la capital burgalesa desde su formación en el siglo X, necesitan un apoyo institucional y “que haya voluntad política de llevarlo a cabo”, afirma Alaguero, “necesitamos que haya alguien detrás que lo financie”, añade.

Además, explica que depende de quien lo organizase se podría llevar a cabo de diferentes maneras, “contar microhistorias de cómo era Burgos en un momento concreto” o contar “toda la evolución de la ciudad, y dependiendo del momento contarlo con una tecnología u otra”, agrega.

Asimismo, en relación a esto, y con motivo de la celebración del VIII Centenario de la seo burgalesa, los miembros de 3DUBU aseguran que estarían encantados de participar de manera activa en los actos de conmemoración. “La catedral es nuestra perla y creemos que tiene mucho potencial toda su historia para narrarlo a través de las nuevas tecnologías”, asevera Alaguero.

Ricardo Ordóñez / ICAL Estudiantes de la Universidad de Burgos participantes en el proyecto 3D UBU

Un equipo multidisciplinar con retos ambiciosos

3DUBU es un equipo multidisciplinar que surge en 2010 y que se encuentra formado por historiadores, arqueólogos, comunicadores e informáticos, todos ellos trabajando juntos en proyectos de divulgación del patrimonio. Habitualmente se compone de cinco miembros: Andrés Bustillo, David Checa, David Serrano, Samuel Arias y Mario Alaguero, pero dependiendo del proyecto que realicen pueden contar con diferentes colaboradores.

Desde su conformación han llevado a cabo diversos trabajos, como pueden ser la reconstrucción virtual de la Villa de Briviesca en el siglo XIV o de la Cartuja de Miraflores en el siglo XV.

Su proyecto más reciente, y su “mayor reto” hasta la fecha ha sido la reconstrucción virtual de Vitoria Gasteiz, un proyecto para el cual la Fundación Catedral Santa María llevaba investigando 20 años y querían “dar repercusión y que el público entendiese más todo lo que se sabía de Vitoria” , indica Alaguero.

El proyecto, realizado en colaboración con la Universidad del País Vasco, contó con la financiación de la Diputación Foral de Álava y tuvo una duración de ocho meses. Tiempo durante el cual los miembros del equipo trabajaron intensamente para reproducir con el mayor realismo y fidelidad tanto la arquitectura, el vestuario, la disposición de las calles y casas; y teniendo en cuenta detalles como la iluminación y vegetación del momento. Alaguero afirma que este ha sido un “proyecto muy ambicioso”, puesto que tenía varias etapas de reconstrucción y buscaban un resultado “lo más realista posible”.

Capacidad de inmersión

El equipo de 3DUBU defiende que la mayor importancia que tiene la realidad virtual es su “capacidad absoluta de inmersión”, puesto que permite al espectador “olvidarse por unos segundos” del mundo real. Alaguero cuenta que “cuando la gente prueba la realidad virtual descubre que “está en un mundo paralelo”.

Asimismo sostienen que la realidad virtual puede tener diferentes aplicaciones e incluso puede utilizarse para la industria o el turismo, pero que especialmente tiene mucho juego dentro del ocio, a través de los videojuegos o del cine. “Se ha descubierto que es muy útil para narrativa en general”, señala el profesor del Área de Comunicación Audiovisual, ya que sirve para “contar los contenidos de otra manera”.

La realidad virtual orientada a la educación es otro de los aspectos en los que se centra 3DUBU, “queremos ver hasta qué punto la gente puede aprender más sobre el patrimonio estando inmerso dentro de él” , y cuenta que incluso llevan varios años investigando “las capacidades divulgativas y en docencia de la realidad virtual”.

IMÁGENES: RICARDO ORDÓÑEZ_ICAL

Acerca del Autor

Número de artículos : 49

© 2013 Canal Patrimonio | Diseñado por Altamira-web | Aviso legal

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll to top