Los trabajos de restauración de la barbacana del castillo-palacio de Elda avanzan a buen ritmo. Su finalización está prevista para el próximo mes de junio. El recinto interior de la fortaleza ya ha sido acondicionado y se ha acotado una zona para permitir las visitas de manera permanente en condiciones de seguridad.

Los trabajos se están centrando en los pavimentos de la rampa de la barbacana, la estructura que da acceso al castillo y, sobre todo, en la  restauración del arco de acceso entre la calle Virtudes y la antigua plaza del castillo.

Poco a poco, se han ido eliminando materiales impropios, se ha recuperado el muro de mampostería y se ha avanzado en determinar si existe una hipotética torre adosada a la barbacana, aunque hasta que no se realicen trabajos arqueológicos no se podrá concretar con claridad si existía o si los restos corresponden a una casa de construcción más moderna. En cualquier caso, el arqueólogo municipal Juan Carlos Márquez ha confirmado que los restos existentes se conservarán.

Márquez ha apuntado que los trabajos que se van a realizar en las próximas semanas “tendrán unos efectos todavía más visibles porque hasta ahora se ha restaurado parte de la barbacana y se ha recolocado piedra antigua en el entorno del arco”. Además, en el recinto interior del castillo se ha delimitado ya una zona para permitir las visitas de manera permanente en condiciones de seguridad. Estas visitas se podrán poner en marcha cuando finalicen los actuales trabajos que cuentan con un presupuesto de 212.409 euros.

 

castillo de Elda, Alicante

Próximos pasos

El castillo-palacio es uno de los estandartes del patrimonio histórico de Elda. Una fortificación, levantada por los almohades, entre los siglos XII y XIII, sobre un pequeño cerro junto al río Vinalopó. El edificio cuenta con un Plan Director y un Plan Especial de Protección y Conservación, que constituyen las hojas de ruta para la recuperación del recinto. Terminada esta fase, se iniciará la siguiente que consistirá en la recuperación de la fachada sur correspondiente al alzado de la torre circular en el que se intervino en los años noventa.

Anteriormente, ya se recuperó el antemural, la torre T-10 y el arco que da acceso a la barbacana interior. Estas mejoras permitieron abrir temporalmente al público el castillo, que recibió mas de 3.500 visitas. Además, el Ayuntamiento de Elda ha solicitado una subvención de tres millones de euros al Ministerio de Turismo. Una ayuda que, en caso de conseguirse, supondría un espaldarazo muy importante para la consolidación del histórico edificio y su entorno.

El alcalde de Elda, Rubén Alfaro, ha mostrado su satisfacción por el progreso de unas obras que “va a permitir que sigamos avanzando en la puesta en valor de nuestro patrimonio y, en concreto, de un enclave que ha protagonizado buena parte de la historia de nuestra ciudad”. 

Por su parte, el concejal de Patrimonio Histórico, Iñaki Pérez, ha afirmado que “el proyecto de reconstrucción del Castillo avanza a buen ritmo. La obra de la barbacana finalizará durante este año y tenemos prevista que puedan realizarse visitas una vez acabada. La puesta en valor del castillo es un proyecto estratégico para la Concejalía de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Elda”.

El edil ha señalado que ”la fortaleza representa uno de nuestros mayores potenciales como ciudad desde un punto de vista económico, divulgativo, cultural e histórico. Pues es el corazón y origen de nuestra ciudad cuyos muros representan la evolución de nuestro municipio. Considero fundamental devolver al castillo su esplendor para que Elda luzca orgullosa esta seña de identidad y pondremos todo el esfuerzo necesario para tal fin”.