Las ciudades brasileñas de Sao Paulo y Río de Janeiro acogerán entre mayo y octubre una ambiciosa exposición de 75 obras de 32 representantes del posimpresionismo, incluyendo grandes maestros como Van Gogh, Toulouse-Lautrec, Gaugin, Cézanne, Seurat y Matisse.

Canal Patrimonio

canalpatrimonio_brasilexpo_EFE

La muestra “El triunfo del color” reunirá obras de las colecciones permanentes de los museos europeos de Orsay y de la Orangerie, según han informado sus organizadores: la española Fundación Mapfre, el parisino Musée d’Orsay y el Centro Cultural Banco do Brasil (CNBB). La exposición será inaugurada el próximo 4 de mayo en la sede del CCBB en Sao Paulo, donde permanecerá hasta el 7 de julio, y podrá ser vista en la sede el CCBB de Río de Janeiro entre el 20 de julio y el 17 de octubre, por lo que estará a disposición de los turistas que visiten Brasil durante los Juegos Olímpicos de agosto próximo en esta ciudad.

La exposición, inédita en Brasil, incluye parte de las obras que integraron la muestra “De Van Gogh a Matisse. Colecciones de los museos de Orsay y de la Orangerie”, que estuvo expuesta hasta comienzos de este año en la nueva y modernista sede de la Fundación Mapfre en Barcelona. La iniciativa busca darle continuidad al éxito obtenido por la exposición “Impresionismo: París y la modernidad”, que reunió en 2012, también en Río de Janeiro y Sao Paulo, 85 obras de los grandes representantes del impresionismo, principalmente Monet y Manet, pertenecientes al Museo de Orsay.

Qué podemos ver

Según sus organizadores, la muestra incluye obras primas de una generación de artistas que sucedieron a los impresionistas y que recibió del crítico inglés Roger Fry la designación de posimpresionistas, que fueron grandes maestros de la pintura moderna y que promovieron una verdadera revolución estética mediante el uso de los colores. “El triunfo del color” contará con cuatro módulos, el primero de los cuales, “El color científico“, incluirá obras de artistas motivados por los estudios desarrollados por el científico Michel Eugene Chevreul sobre la técnica neoimpresionista de juntar en la tela puntos de colores primarios. El llamado puntillismo cuenta a Sauret como máximo exponente pero también abarca parte de la obra de Van Gogh.

El segundo módulo, “En el núcleo misteriosos del pensamiento: Gauguin y la Escuela de Pont-Aven“, incluye una serie de obras que reflejan experimentos de Paul Gauguin y Émile Bernard con la pintura sintética, marcada por la presencia de dibujos en los contornos y en las siluetas. “Los Nabis, profetas de un nuevo arte”, como fue denominado el tercer módulo, incluye a un conjunto de artistas que se definió como profetas de un arte nuevo y defendió el origen espiritual del arte, como Maurice Denis, Vuillard, Maillol y Vallotton.

Y el cuarto módulo, “El color en libertad“, presenta obras de artistas del final del siglo XIX, como Cézanne y Paulo Guaugin, junto a otras de jóvenes artistas de comienzos del siglo XX.

IMAGEN: Obra de la muestra “De Van Gogh a Matisse. Colecciones de los museos de Orsay y de la Orangerie”. EFE/Archivo