Puestos a coleccionar, uno puede coleccionar cualquier cosa. Monedas, pegatinas de fruta, dispensadores de caramelos, vinilos u obras de arte, todo es válido y durante nueve días los coleccionistas podrán ampliar su afición por los objetos en la feria de antigüedades Almoneda 2016 que se celebrará en Madrid hasta el 10 de abril.

Canal Patrimonio

Parte de los objetos de la Feria de Antigüedades, Galerías de Arte y Coleccionismo Almoneda 2016

La Feria de Antigüedades, Galerías de Arte y Coleccionismo (Almoneda) dio comienzo el 2 de abril para realizar un “fascinante viaje al pasado” con alrededor de 25.000 piezas con más de 50 años de antigüedad a un precio “para todos los bolsillos“. Una vez que pica el gusanillo del coleccionismo no hay vuelta atrás porque el mundo del coleccionista es inquieto y, sobre todo, apasionado. En esta vigésimo sexta edición de Almoneda, los entusiastas podrán encontrarse con dos características que los organizadores han querido destacar en esta feria referente en el coleccionismo: “sus precios asequibles y la calidad“, y así convertirse en un “lugar ideal no sólo para coleccionistas, sino para aficionados y jóvenes”. Los precios de los artículos rondan en precios “muy asequibles” – desde un euro a 100.000 euros-, para que todos los bolsillos puedan completar sus colecciones o los neonatos inicien la suya. Cualquier colección es válida. Desde el clásico de la bibliofilia (libros), notafilia (billetes) o numismática (monedas), a las más eclécticas y sin nombre como papeletas electorales, dispensadores de caramelos o miniaturas de botellas de alcohol. Cada uno tiene que encontrar la suya.

Cómo surge un coleccionista

Pero, ¿por qué se comienza una colección? El director de Gabinete de Psicólogos, Fernando Azor, asegura a que el punto de partida del coleccionismo puede surgir “del puro azar” o “casi sin darnos cuenta”. Señala como el coleccionismo tiene una base de “autorealización” y señala que esta satisfacción puede llevarse desde “el buen sentido o desde el sentido patológico”.

En Almoneda también hay espacio para el coleccionismo de arte y la decoración ya que será escaparate de objetos de los años 40, 50, 60 y 70 creados por los grandes del diseño internacional; mobiliario antiguo o pinturas.

“La obsesión constante por acumular objetos y la necesidad imperiosa de alcanzar el máximo puede llevar al coleccionista a una patología obsesivo compulsiva”, señala el psicólogo. Destaca también los beneficios de “satisfacción personal” que produce el arte de coleccionar y asegura que, si se sabe controlar, genera “vínculos con otras personas y se convierte en un pasatiempo satisfactorio”.

Hoy 5 de abril será la jornada de puertas abiertas gratuita de la Feria de Antigüedades, Galerías de Arte y Coleccionismo para a quienes todavía no les ha picado el gusanillo puedan comenzar a hacerlo. Ana Márquez_EFE

IMAGEN 1: Parte de los objetos de la Feria de Antigüedades, Galerías de Arte y Coleccionismo Almoneda 2016. EFE/Archivo