Las obras de restauración del claustro alto de la Catedral de Burgos han finalizado y  los pasillos este y sur están abiertos al público.

Canal Patrimonio

Claustro alto catedral de Burgos
En la apertura al público de estos pasillos han estado el arzobispo de Burgos, Francisco Gil Hellín; el presidente de la Fundación Caja de Burgos, José María Leal, y el director territorial de La Caixa en Castilla y León y Asturias, José Manuel Bilbao. “Es una fecha honorable”, ha señalado el presidente del Cabildo Metropolitano, Juan Álvarez Quevedo, que ha incidido en que el claustro “hace recordar lo que es la vida: pasar, contemplar, actuar, para después recibir enterramiento”.

Esta intervención se ha realizado gracias al convenio que firmaron en 2013 la Fundación Caja de Burgos, la Obra Social “la Caixa” y el Arzobispado por importe de 1,15 millones de euros para la rehabilitación de las galerías sur y este del claustro alto. Los muros y las bóvedas de la zona habían acumulado humedades que provocaban que la riqueza estatuaria y decorativa mostrara un avanzado estado de deterioro.

Los problemas más importantes se debían a la acumulación de suciedad y a las filtraciones de agua, que habían causado manchas de humedad y una acusada pérdida de policromía en los elementos escultóricos y en los sepulcros.

La restauración paso a paso:

Los trabajos de restauración han consistido en limpieza de la piedra, cosido de piezas fracturadas y reintegración tanto de los volúmenes perdidos como las policromías. Las obras realizadas entre noviembre de 2013 y mayo de 2015 han devuelto las policromías originales a esculturas, elementos de ornamentación y portadas, así como a sepulcros, muros y bóvedas, y han hecho más luminosa la estancia con la limpieza de las vidrieras.

Han sido devueltas a sus colores originales las esculturas, así como la ornamentación vegetal de los muros y las escenas centrales de las portadas. A juicio de Álvarez Quevedo, se trata de “una de las tres obras más importantes rehabilitadas en la seo burgalesa”, junto con el cimborrio y la capilla del Condestable. Falta por completar la restauración integral de la catedral, así como capillas de Santa Catalina y del Corpus Christi, además del trasaltar. La Junta de Castilla y León ha encargado ya el proyecto de rehabilitación de los relieves de esta última, según ha avanzado Álvarez Quevedo.

IMAGEN: El claustro alto de la Catedral de Burgos, cerrado por restauración desde 2013, ha sido abierto hoy al público. EFE