La obra del brasileño Sergio de Camargo robó el protagonismo a Fernando Botero en la subasta de arte latinoamericano de Sotheby’s en Nueva York, al cuadruplicar las expectativas y marcar su propio récord vendiendo uno de sus relieves por 2,165 millones de dólares, y adjudicar otro por 1,325 millones.

Canal Patrimonio

BoteroSubasta_NYork_EFE21112013

Mientras Botero era a priori uno de los artistas, junto con el chileno Roberto Matta, llamados a alzarse con las mayores ventas, el brasileño, con sus relieves realizados en madera de construcción y su apuesta monocromática y sin título, se llevó los honores y se convirtió en excepción de una sesión en la que las expectativas, por lo general, se quedaron cortas.

De Camargo, nacido en Río de Janeiro en 1930 y fallecido en ese mismo lugar en 1990, recorrió con su formación Argentina, en lo artístico, y París, en lo filosófico, para acabar exponiendo sus esculturas y relieves en la Tate Gallery de Londres o en la Bienal de Venecia.

En cambio, Fernando Botero, con sus orondas figuras tanto en el lienzo como en la escultura, no colocó el cuadro estrella de su catálogo esta noche, “Los jugadores de cartas”, cuyas estimaciones más optimistas se situaban en los 2 millones, ni tampoco “Nuestra señora de Nueva York”, que aspiraba a sobrepasar el millón. Su obra mejor vendida acabó siendo la pintura “La familia”, que alcanzó los 533.000 dólares y redondeó un total de más 3 millones de dólares con 8 de las 15 piezas colocadas, prácticamente lo logrado por De Camargo con solo dos obras.

Tampoco fue una gran noche para el legado del chileno Matta. Su “Mitología psicológica”, que Sotheby’s había elegido como imagen para su subasta de arte latinoamericana, se quedó en los 995.000 dólares, al borde de esa barrera simbólica. También se vendieron a notable precio obras del mexicano Rufino Tamayo. Después de que Christie’s subastara por 1,4 millones de dólares “Mujer alcanzando la luna”, el artista que ostenta el récord de la obra latinoamericana mejor pagada en una subasta (7,2 millones por “Trovador”) cotizó “Amores de Paso” a 635.000 dólares y “Personajes cogidos de la mano” por 653.000.

Finalmente, el hiperrealismo del chileno Claudio Bravo alcanzó los 665.000 dólares por el cuadro “Khabyas”,  y la “Pintura Constructiva” del uruguayo Joaquín Torres García logró los 605.000 dólares.

IMAGEN:  Fernando Botero. EFE/Archivo