Un equipo de arqueólogos checos ha descubierto en Egipto la tumba de un médico real, que data de la V dinastía del Imperio Antiguo (2.500-2.350 a.C.), en el yacimiento de Abu Sir, en la provincia de Guiza, según han informado las autoridades egipcias.

Canal Patrimonio

TumbaMédico_Egipto_EFE23102013

La sepultura pertenece al jefe de los médicos reales Shabskaf Ang, que gozó de una posición privilegiada. Se trata de la tercera tumba de un facultativo que se descubre en el yacimiento de Abu Sir, destacó el ministro de Antigüedades Mohamed Ibrahim, quien apuntó que debió de tener fuertes lazos con el faraón.

La tumba mide 14 por 21 metros, tiene una altura de cuatro metros y sus muros son de piedra caliza. Los arqueólogos han hallado en el lugar una puerta con inscripciones donde se menciona la profesión del médico y los sobrenombres que recibió como “sacerdote del dios Ra”, lo que revela la posición social y profesional de su dueño.

TumbaMédico2_Egipto_EFE23102013

El jefe de la misión checa, Miroslav Bárta, explicó que en la zona de Abu Sir están enterrados, además, sacerdotes y obreros que trabajaron en la construcción de las pirámides de Giza.

IMÁGENES:  Fotografías  cedida por el Ministerio de Estado de Antigüedades egipcias que muestran las excavaciones en el exterior de la tumba de un médico real de la época faraónica encontrada por un equipo de arqueólogos checos. EFE