Dos significativas obras de la etapa sevillana de Velázquez, “Santa Rufina” y la “Inmaculada”, serán cedidas por la Fundación Focus-Abengoa para la exposición internacional dedicada al pintor que tendrá lugar en Viena y París.

Canal Patrimonio_EFE

Velazquez_FocusAbengoa_EFE

Las pinturas, que se podrán contemplar en el Kunts Historiches Museum Wien (Viena) y en el Museo del Louvre (París) durante el otoño del 2014 y la primavera del 2015, coincidirán con obras tan importantes como “La fragua de Vulcano” o “La Venus del Espejo”.

“El Cristo atado a la columna con San Pedro”, de Pedro Campaña, y una “Inmaculada”, de Francisco Pacheco, suplirán el vacío que dejará el préstamo temporal de las obras de Velázquez en el Hospital de los Venerables, donde pueden contemplarse hasta julio del 2015. La cesión de ambas pinturas a la fundación forma parte de un acuerdo con el Arzobispado de Sevilla, lugar en el que estaban ubicadas hasta ahora, y la Archicofradía Sacramental de la Exaltación de la iglesia de Santa Catalina de Sevilla.

La obra de Pacheco, que por encontrarse en dependencias privadas del Palacio Arzobispal no ha podido ser visitada por el público, marca las pautas a posteriores pintores y se convierte en prototipo a seguir durante el siglo XVII. Aunque hay varias Inmaculadas del artista, esta es para el delegado diocesano de Patrimonio Artístico, Fernando García Gutiérrez, “la más sencilla y posiblemente la primera”.

En el lugar de “Santa Rufina”, se podrá observar el “Cristo atado a la columna con San Pedro”, que el flamenco Campaña pintó en 1547 y que, según el catedrático de Historia del arte Emilio Gómez, posee una “fuerza que llega hasta nuestro tiempo”. La técnica del claroscuro permite que el cuadro posea un relieve muy conseguido, y el torso “inspirado en el mundo clásico” está relacionado con la anatomía que Velázquez aprendió durante los siete años que compartió taller con Pacheco. La presencia de ambos cuadros queda justificada por la influencia de estos artistas en Velázquez y por estar enmarcados en la época sevillana del pintor.

IMAGEN: Trabajadores colocan cuadros de Diego Velázquez durante las últimas preparaciones para la exposicion “Velázquez” en el museo de Historia del Arte en Viena. EFE