La Sala Kubo Kutxa de San Sebastián ha reunido la trayectoria artística y vital de Jesús Mari Lazkano, en una exposición que constituye la primera retrospectiva antológica del gran paisajista del hiperrealismo irreal, que considera que pinta fatal.

Canal Patrimonio

 CanalPatrimonio_HiperrealismoIrreal_EFE

La muestra “Lazkano. Ikusmira”, reúne más de un centenar de obras, -entre lienzos de gran formato, dibujos, cuadernos de notas y otras piezas que forman parte de su complejo proceso creativo-, y repasan la asombrosa fertilidad productiva de este artista vasco que con 56 años arrastra una trayectoria de casi cuatro décadas.

El artista

Lazkano, natural de la localidad guipuzcoana de Bergara que, tras vivir en diversos países, reside ahora entre Euskadi y Nueva York, ha señalado que, en su caso, sus cuadros -exhibidos en algunas de las mejores galerías del mundo- son una casualidad y que en realidad tiene poquísima imaginación y le cuesta mucho sacar adelante cada obra.

Su propósito: Que se pueda abordar la realidad que nos rodea de maneras diversas, romper maneras predeterminadas de ver las cosas.

 CanalPatrimonio_HiperrealismoIrreal_EFE2

Que podemos ver

La muestra es un repaso rico en matices pues, además de sus famosos grandes cuadros, presenta una serie de dibujos preparatorios, bocetos y cuadernos que permiten entender el proceso creativo que sigue el artista hasta la ejecución de sus obras definitivas.

Al desarrollarse de manera cronológica, la exposición permite conocer su evolución pictórica a través de sus viajes y también la conjunción de los principales motivos de representación en toda su obra: naturaleza y arquitectura.

IMÁGENES: parte de la retrospectiva de más de un centenar de obras del artista bergarés, Jesús Mari Lazkano. EFE