El director del Museo Arqueológico Nacional (MAN) de Madrid, Andrés Carretero, ve “razonable” que, en el próximo mandato de cuatro años, se vuelva a aprobar la cesión del busto ibérico de la Dama de Elche para su exposición temporal en la ciudad ilicitana, al igual que ocurrió en 2006.

Canal Patrimonio

Dama Elche-EFE- 02082013

Con motivo de una visita a Alicante para asistir al estreno de la exposición del tesoro de la fragata Mercedes en el Museo Arqueológico Provincial de la Diputación de Alicante (MARQ), Carretero ha explicado que “hace muy poco” se ha reunido en Madrid con la alcaldesa de Elche, la popular Mercedes Alonso, quien le ha pedido una nueva cesión temporal de la Dama. “Tendremos que buscar un hueco… pero sí, durante la próxima legislatura sería un plazo razonable”, según el director del Arqueológico Nacional de Madrid.

El MAN terminó hace poco menos de un año (el 31 de marzo de 2014) las obras de una profunda reforma arquitectónica y museográfica, y Carretero ha explicado durante los dos primeros años no se plantea la cesión de pieza alguna. “No ahora mismo porque acabamos de reabrir el Museo. En Elche quieren mucho a la Dama pero el resto del país también la quiere y desea verla en el Arqueológico Nacional”. Por ello, como mínimo hasta dentro de un año “no se mueve una sola pieza de las 13.000 de la exposición permanente, por respeto a los visitantes que van al Museo recién abierto y desean ver los fondos significativos”.

Según Carretero, hay entre 200 y 300 piezas del MAN que resultan más relevantes que “no se pueden mover conjuntamente, ni siquiera pueden faltar 4 ó 5 de esas piezas” a la vez, por lo que para ceder a la Dama habrá que buscar “hueco” para que pueda regresar a su ciudad natal por un tiempo. La Dama de Elche está considerada la obra cumbre del periodo ibérico y se exhibe desde 1972 en el Museo Arqueológico Nacional, desde donde en marzo de 2006 se cedió durante medio año para su exhibición en el Museo Arqueológico y de la Historia ilicitano (MAHE), que tiene su sede en el palacio de Altamira.

Fue descubierta casualmente en el yacimiento de La Alcudia en 1897 por un agricultor y se vendió a un arqueólogo francés, que la llevó al museo parisino del Louvre antes de que, en 1939 al estallar la II Guerra Mundial, fuera trasladada al castillo de Muntadau, cercano a Toulouse. En 1941, una negociación entre España y el Gobierno de Vichy permitió que fuera trasladada en el madrileño Museo del Prado, donde permaneció hasta la década de 1970, cuando pasó al Arqueológico Nacional.

 

IMAGEN: Fotografía de archivo de la Dama de Elche. EFE/Archivo