En los últimos días, la Unesco ha modificado el nivel de protección de dos monumentos españoles. Por un lado, ha ampliado la protección de que goza la catedral de Burgos al centro histórico de la ciudad y, por otro,  ha elevado la Mezquita-Catedral de Córdoba a la categoría de Bien de Valor Universal Excepcional.

Canal Patrimonio_EFE

catedral_Burgos_EFE
La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), 30 años después de declarar Patrimonio Mundial a la Catedral de Burgos, ha aprobado por unanimidad de su Comité crear alrededor de la Seo una nueva zona de protección de 78,1 hectáreas. Hasta ahora, sólo la Catedral en sí tenía la consideración de Patrimonio Mundial, lo que representaba un espacio de una hectárea, mientras que de esta manera, lo que se conoce como el centro histórico de Burgos pasa a contar con medidas especiales de protección, siempre supervisadas por este organismo con sede en París.

Fuentes de la Asociación Plan Estratégico Ciudad de Burgos han precisado que las nuevas medidas implican la constitución de un órgano gestor, que será el Consejo Especial para la Custodia, Defensa y Promoción del Patrimonio Mundial. Este órgano estará integrado por la oficina del Plan Estratégico, el Ayuntamiento, el Cabildo de la Catedral, la Junta, el Colegio de Arquitectos y la Universidad de Burgos.

El Consejo será un punto de encuentro y debate donde se manifiesten y pongan en consideración los intereses de las distintas administraciones, entidades y colectivos implicados en las medidas adoptadas en la nueva zona de protección de la Catedral de Burgos. Además, para unificar criterios a la hora de tratar las posibles afecciones de la nueva zona de protección, se creará la Unidad Especial de la zona de Patrimonio Mundial del Ayuntamiento de Burgos.

Mezquita-Catedral de Córdoba

Mezquita_Cordoba_EFE

Otro monumento que ha visto ampliado su grado de protección ha sido la Mezquita-Catedral de Córdoba, elevada a la categoría de Bien de Valor Universal Excepcional. La Unesco  ha avalado además la gestión realizada por el Cabildo, al reconocer que “el uso religioso del templo ha asegurado la preservación del monumento”.

El Cabildo ha señalado en un comunicado que la decisión adoptada en la Cumbre que la Unesco celebrada en Qatar contribuirá a disipar cualquier duda en cuanto a su gestión y a “poner fin a la polémica creada desde determinados estamentos”, en referencia a la titularidad del monumento. Ha recordado que “la campaña de desinformación que viene sufriendo desde hace meses” se basaba en la idea de que la Unesco retiraría al templo el título de Patrimonio de la Humanidad, por lo que “su principal argumento ha quedado deslegitimado”, porque “no sólo no ha retirado el título, sino que lo ha reforzado y ha reconocido la gestión” llevada a cabo en los últimos ocho siglos.

La decisión adoptada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), coincide con la celebración del 775 aniversario de la Catedral de Córdoba, que tendrá lugar durante el segundo semestre, y que arrancó el pasado domingo 22 de junio con la celebración de una eucaristía presidida por el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández.

IMÁGENES:  Vistas de la catedral de Burgos y la Mezquita de Córdoba. EFE/Archivo