El Cabildo Catedral de Segovia comenzará esta semana las obras del presbiterio de la Capilla Mayor de la Seo con un presupuesto de 85.009,04 euros, financiados en su totalidad por la institución catedralicia. Las obras acometidas afectarán a la plataforma, el mobiliario, la iluminación y megafonía.

Canal Patrimonio

CanalPatrimonio_AcueductoSegovia_EFE

El presbiterio comenzará su renovación hoy tras un proceso de estudio del Cabildo Catedral sobre el proyecto del arquitecto Antonio José Mas-Guindal Lafarga. Esta intervención tiene como objetivo actuar sobre los elementos que con provisionalidad se fueron introduciendo desde el Concilio Vaticano II en el altar, la cátedra, el ambón, y los asientos de los concelebrantes y se añadirá un crucifijo junto al altar.

Las obras, basadas íntegramente en los requerimientos realizados por el Cabildo de la Catedral de Segovia, abordarán un nuevo amueblamiento del presbiterio con un diseño del siglo XXI y “con carácter de cierta reversibilidad si fuera necesario”, según lo recalcado en el proyecto presentado por el estudio de arquitectura. La empresa constructora que acometerá las obras es Construcciones y Restauraciones Barrionuevo S.L y se prevé que finalicen a finales de enero de 2017.

El material elegido para uniformar el conjunto del presbiterio es el mármol y el granito, y se conservará íntegramente el dibujo del pavimento actual. Sobre la nueva plataforma, que aumentará de tamaño y se adelantará, se situará el resto del amueblado, excepto los asientos de los canónigos que estarán en la parte baja.

El nuevo altar, de 95 cm de altura, se situará en una pequeña plataforma blanca de un peldaño de altura. Realizado en piedra de mármol blanco con un remate de borde similar a las molduras de Sabatini. El sitio presidencial del obispo será fijo después de la renovación. El asiento se confeccionará en madera, en una pieza continua anatómica soportada por una estructura de mármol blanco mientras que la luz y la megafonía se incorporarán en una línea de respeto de todo el diseño.

Los sitiales del Cabildo estarán ubicados en forma de ‘U’ invertida en el presbiterio. Realizados en madera, en una pieza única, estarán diseñados con respaldo, reposabrazos y un ancho de asiento de 40 cm cada uno. Respecto a los sitiales para los acólitos se incorporan dos filas adicionales.

El atril donde habitualmente se da lectura a la Biblia será sustituido por el ambón, una estructura elevada de mármol blanco de 140 centímetros y con un peldaño del mismo material para la visibilidad de los lectores. Los leccionarios y el evangelio se apoyarán sobre una chapa de acero. Por último, el crucifijo, de imaginería clásica, se colocará sobre un bastidor ligero junto al altar.

Para el visto bueno de las obras se ha necesitado un proceso de adaptación a la resolución de la ponencia técnica de la Junta de Castilla y León celebrada el día 9 de noviembre de 2016. Desde un primer momento se ha tenido en cuenta el respeto a la estructura del diseño arquitectónico de uno de los maestros de obra de la Catedral de Segovia, Rodrigo Gil de Hontañón y del presbiterio, donde destaca el retablo mayor de estilo barroco realizado por Francisco de Sabatini en 1775. ICAL

IMAGEN: Acueducto romano de Segovia. EFE