Vista general de la muestra "Del Pontormo a Murillo. Entre lo sagrado y lo profano"

La exposición “Del Pontormo a Murillo. Entre lo sagrado y lo profano“, en el Museo de San Carlos de la Ciudad de México, reúne 50 obras únicas del barroco europeo y del Siglo de Oro español, algunas de ellas jamás expuestas en el país latinoamericano.

Canal Patrimonio

Vista general de la muestra "Del Pontormo a Murillo. Entre lo sagrado y lo profano"
Alrededor de veinte obras maestras de pintores como los españoles José de Ribera (1591-1652) y Francisco de Zurbarán (1598-1664) llegaron a Ciudad de México para complementar esta muestra que reúne piezas del Renacimiento, Manierismo y el Barroco. La exhibición, que abrirá del 30 de junio al 1 de octubre, cuenta con piezas de las colecciones Pérez Simón y Franz Meyer y una sección dedicada a la escuela madrileña, con obras de Mateo Cerezo, Juan Antonio de Frías, Andrés Deleito, Juan Carreño de Miranda y Alonso Cano. El comisario de la exposición, José Gómez Frechina, precisó que uno de los cuadros más importantes es “Expulsión de los mercaderes del Templo” de Giovanni Franceso Barbieri (Guercino) fechado en 1634 y que perteneció Jiménez de Haro, un gran coleccionista del siglo XIX en España. Ferchina puntualizó que la muestra cuenta con 50 obras, 20 de las cuales proceden de Europa, de la colección Colnaghi, y explicó que la pieza más antigua es “Adoración de los Reyes Magos“, un retablo del Maestro de Perea.

El comisario anunció que en 2017 se cumplen 400 años del nacimiento del pintor sevillano Bartolomé Esteban Murillo, por lo que el Museo de San Carlos “quería rendirle un homenaje con esta muestra“. En ese sentido, una de las salas tiene algunos cuadros del maestro sevillano, entre ellos su lienzo “Job y su esposa. El comisario recordó que “la reunión de todas estas obras jamás se había producido” y precisó que esta muestra cuenta con grandes creaciones de grandes autores, entre ellos el “Ecce Hommo” de Luis de Morales (1509-1586). La directora del Museo Nacional de San Carlos (MNSC), Carmen Gaitán, explicó que una de las intenciones de la exposición es “acercar el arte del Siglo XVII a las nuevas generaciones“.

Una de las formas de acercar la pintura del barroco europeo a niños y adolescentes es una sala que cuenta con una instalación en la que “los niños van a poder meterse dentro de un cuadro y tener una serie de experiencias didácticas que les van a ayudar a entender los siglos por los que han pasado“, explicó Gaitán. “En los niños está la semilla para que haya una conciencia de que el arte cambia estructuras sociales y formas de pensar“, manifestó. Carmen Reviriego, presidenta de Callia, firma independiente que trabaja en España y Latinoamérica especializada en el asesoramiento en arte, subrayó que esta exposición “va a ser una de las más importantes de México y remarcó que su presentación fue posible gracias a Colnaghi y Callia, dos empresas lideradas por españoles. “Cuando estamos hablando del siglo XVII también hablamos de la Nueva España. En el Siglo XVII México era parte de España, de hecho en parte de la exposición hay maestros mexicanos del Barroco como Cabrera. Es una conexión entre Europa y México“, puntualizó Reviriego.

IMAGEN: Vista general de la muestra “Del Pontormo a Murillo. Entre lo sagrado y lo profano”. EFE.