El pintor Miquel Barceló ilustró hace 16 años “La Divina Comedia”, de Dante, una interpretación plástica que ahora repite con otro clásico universal, “Fausto”, de Goethe, un proyecto que verá la luz en un primer volumen que se publicará en octubre, una de las grandes novedades del otoño.

Canal Patrimonio

La traducción del clásico alemán es de Helena Cortés Gabaudan, y se presenta en edición bilingüe alemán y castellano. El primer volumen, que publica Galaxia Gutenberg, reúne 240 páginas, de las cuales un tercio de ellas lo conforman las acuarelas de Barceló.

Este trabajo de Barceló (Felanich, Islas Baleares, 1957) se suma a la nómina de creadores que han tratado una de las obras más icónicas sobre uno de los personajes más legendarios, Fausto, quien vendió su alma al diablo a cambio de adquirir conocimientos ilimitados y todos los placeres terrenales.

Así, los grandes temas que encierra el libro, como el deseo de inmortalidad, la seducción por los diabólico, el debate entre el amor eterno y la pasión carnal o el ansia insaciable de conocimiento son vistos ahora por las acuarelas del pintor mallorquín.

 

IMAGEN: El pintor Miquel Barceló. EFE/Archivo