Treinta años después del robo de once libros y varios documentos de gran valor histórico de uno de los seminarios más antiguos de España, el de San Gaudioso de Tarazona (Zaragoza), estas obras, algunas del siglo XVI, han sido halladas en Huelva, sin que nadie las echara en falta hasta entonces.

Canal Patrimonio_EFE

Legajo1_EFE

Se trata de fondos bibliográficos de gran valor histórico, algunos de los cuales certifican los orígenes de este seminario conciliar, uno de los más antiguos de España, creado en 1593 por el obispo de Tarazona, Pedro Cerbuna, también fundador de la Universidad de Zaragoza, explica el delegado Diocesano de Patrimonio, Jesús Vicente Bueno. Que los libros sean importantes y que incluso sean las actas originales de la constitución de este seminario no quita para que desde mediados de la década de los 80, cuando se cree que fueron sustraídos, hasta hace poco, cuando aparecieron, nadie se haya percatado de su ausencia.

“En realidad en falta, quien dice en falta no se las ha echado”, reconoce el delegado de la Diócesis de Tarazona, en alusión a estas obras, y lo justifica en que “es una biblioteca con muchas estanterías llenas de libros, se podría decir que miles, y es difícil darse cuenta” de que no están algunos, a menos que un investigador quiera consultarlos. Se ve que desde mediados de los 80 nadie se interesó por estas obras.

Estos libros y documentos, de entre los años 1593 y 1808, recogen, entre otras, las actas fundacionales de la institución, sus cuentas originarias, reglamentos e incluso las donaciones que se hicieron en sus orígenes para que el seminario llegara a construirse. Son obras de “gran valor”, no solo para coleccionistas, por el diseño, la piel, el tipo de pergamino o antigüedad de los libros, sino histórico, ya que se trata de uno de los primeros seminarios de España que se crearon tras el concilio de Trento (1563); además del “sentimental” teniendo en cuenta su contenido, afirma.

No fue hasta mayo de 2013, cuando “dos extranjeros” -uno de Bulgaria y otro de Lituania- fueron a vender estas obras del Seminario al Museo Provincial de Huelva cuando se percataron de su ausencia. El contenido de las obras resultó “muy llamativo” a los responsables de esta institución cultural de Huelva, que dudaban de que un seminario como el de San Gaudioso quisiera desprenderse de documentos originales de este tipo; “otra cosa es que fueran facsímiles”.

A partir de ahí, los responsables del museo guardaron los libros en depósito y dieron la voz de alarma a la Guardia Civil, que “fue atando cabos y tirando del hilo” hasta dar con un profesor que daba clases de Griego y Latín en este seminario aragonés, natural de Huelva y que parece que se fue llevando los documentos y libros poco a poco a su casa. Este profesor, de 54 años,  se ha confesado autor de la sustracción de las obras. El docente, que ha sido detenido, dio clases durante “seis o siete años”, hasta 1989, en este Seminario, donde se forman sacerdotes y en el que nadie desconfiaba de él.

El Seminario de San Gaudioso se asentó originariamente en un edificio del centro de Tarazona, hasta que en 1958 trasladó su actividad a otro seminario, el de la Inmaculada, donde actualmente doce sacerdotes reciben formación. A este último edificio también se trasladó la biblioteca del Seminario, que es de donde fueron sustraídos estos libros y documentos, algunos de los cuales llevaban el sello del seminario y otros han aparecido dañados, ya que han sido arrancados de sus libros originales.

La biblioteca está perfectamente acondicionada y es segura, ya que incluso las ventanas tienen verjas. Salvo que sea alguien de dentro, o se fuerce la cerradura, es difícil que desaparezcan obras de esta biblioteca, afirma el delegado, que apunta que este caso la Guardia Civil no lo está considerando como un delito de robo, sino de “hurto o apropiación indebida”. Los echaran de menos o no, el caso es que en esta institución y en toda la Diócesis de Tarazona aguardan con alegría el regreso de estas obras, que “nunca debieron salir de allí” y cuyo hallazgo consideran una “buena noticia”. EFE_Belén Molleda

 

IMAGEN: Fotografía facilitada por la Guardia Civil que ha recuperado once libros y diversos documentos bibliográficos de “gran valor histórico” de los siglos XVI a XIX. EFE