Una misión arqueológica egipcia ha descubierto siete tumbas pertenecientes a diferentes épocas faraónicas en el complejo funerario de Saqqara, situado al sur de El Cairo. Contienen decenas de momias de gatos y un centenar de estatuas de madera de este felino, según ha anunciado el Ministerio de Antigüedades.

Canal Patrimonio

 

En tres de las tumbas en Saqqara, perteneciente al Imperio Nuevo (entre los siglos XVI y XI a.C.), se han descubierto momias de gatos, ya que ese lugar servía como cementerio para los felinos, que representan a las diosa del antiguo Egipto Bastet, según ha explicado el ministro de Antigüedades egipcio, Jaled al Anani.

El secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades, Mustafa Waziri, ha afirmado que además se ha descubierto “por primera vez” escarabajos momificados en esa área, así como otras estatuas de madera que representan a diferentes animales, como una cobra y un cocodrilo.

Los arqueólogos egipcios también han encontrado en uno de los mausoleos una tumba del supervisor de los edificios reales a finales de la V dinastía del Imperio Antiguo (2.400 a.C), identificado como Kofo Em Hat.

El ministro egipcio subraya que este descubrimiento es uno de una serie de tres que han sido hallados y que se anunciarán antes de que termine 2018. 

 

IMÁGENES: Estatuas de gatos que se descubrieron dentro de la tumba de Khufu-Imhat en exhibición, en el área de Saqqara, Giza, Egipto. EFE