El Museo del Ejército ha instalado pantallas interactivas para explicar los restos arqueológicos que se descubrieron en las obras anteriores a su apertura en el Alcázar de Toledo y que recorren buena parte de la historia de la ciudad en sus épocas romana y visigoda, árabe, cristiana e imperial.

Canal Patrimonio

Restos_AlcazarToledo_EFE

El director del Museo del Ejército, el general Antonio Izquierdo, ha presentado la reconstrucción virtual de los restos arqueológicos del Alcázar, junto al responsable del trabajo, el técnico del Museo Ignacio de la Torre, y el exdirector del Instituto de Historia y Cultura Militar y actual director gerente de la Fundación del Museo del Ejército, el general Francisco Ramos. Se trata de un trabajo que se ha prolongado dos años y cuyo objetivo es mostrar y divulgar los importantes restos arqueológicos hallados en 1999, durante las obras de traslado del Museo al Alcázar, de los siglos VIII al XVI.

Ignacio de la Torre ha asegurado que era una deuda que se tenía con el propio edificio del Alcázar y ha dicho que se persigue que los más de 300.000 visitantes que recibe al año el Museo vean la riqueza de este  complejo yacimiento, con numerosas superposiciones de muros de distintas etapas constructivas.

MuseodelEjercito_Toledo_EFE

Pantallas táctiles:

Para divulgarlo se han instalado cuatro pantallas táctiles interactivas junto a los restos y se trabaja en elaborar una aplicación para tabletas y soportes digitales móviles. También hay una pantalla de 55 pulgadas para facilitar la lectura de los textos. La reconstrucción virtual del yacimiento divide los restos arqueológicos en la época romana y visigoda, aunque están muy alterados por los aprovechamientos posteriores; árabe, incluyendo las etapas emiral, califal y de taifas; cristiana, con novedades constructivas en el Alcázar, e imperial, al inicio de las obras del Alcázar de Carlos V sobre el conglomerado de etapas anteriores. Francisco Ramos espera que esta reconstrucción virtual de los restos arqueológicos tenga una “notable repercusión” en el ámbito académico.

IMÁGENES:  Fotografía de los restos arqueológicos del Alcázar de Toledo y pantallas interactivas del Museo del Ejército. EFE