El territorio de Hong Kong tendrá una réplica de 10.000 metros cuadrados de la Ciudad Prohibida, el antiguo palacio imperial chino de Pekín, en su distrito cultural de la península de Kowloon, informó la prensa de la excolonia británica.

Canal Patrimonio

canalpatrimonio_fachadaciudadprohibida_efe

Responsables del famoso monumento pequinés y de Hong Kong firmaron el acuerdo que pone en marcha este proyecto, con un coste de 3.500 millones de dólares y cuyas obras empezarán en 2017, coincidiendo con el vigésimo aniversario del retorno de la excolonia a la soberanía china.

El jefe ejecutivo de Hong Kong, Leung Chun-ying, calificó el acuerdo como “el mejor y mayor regalo para celebrar los 20 años de retorno a la patria”, en declaraciones que recoge el diario local South China Morning Post.

Financiado por el Jockey Club (gestor de las carreras de caballos en la excolonia, y una de las organizaciones más antiguas de Hong Kong), el proyecto culmina la cooperación entre este territorio y la Ciudad Prohibida, que se inició en 2012.

Qué podremos ver para 2022

La réplica acogerá exhibiciones permanentes de tesoros de la China imperial, destacó el Gobierno de Hong Kong en un comunicado.

Se prevé que las obras se completen en 2022, y que el recinto cuente con un teatro, una tienda de recuerdos y un restaurante, añadió la nota oficial.

La Ciudad Prohibida de Pekín, al norte de la Plaza de Tiananmen, es una de las mayores atracciones turísticas de China, con 14 millones de visitantes anuales. EFE

IMAGEN: Vista de la fachada de la Ciudad Prohibida en la plaza de Tiananmen, en Pekín, China. EFE/Archivo