La exposición sobre Salvador Dalí inaugurada en el Centro Cultural Banco de Brasil (CCBB) de Río de Janeiro muestra al pintor español como un “artista total” y “busca nuevos lenguajes artísticos con especial incidencia en su faceta surrealista”.

Canal Patrimonio_EFE

Dali_Rio_EFE

Así lo explicó la directora del Centro de Estudios Gala-Salvador Dalí y comisaria de esta muestra, Montse Aguer, y subrayó que el espacio expositivo induce a explorar al artista a través de una muestra que tiene “un cierto sentido laberíntico” ya que el espectador al entrar “en una sala no ve su totalidad y a medida que va caminando descubre nuevas obras”. A través de 150 piezas que incluyen pinturas, dibujos y grabados, el visitante se sumerge en el universo mental y creativo de Dalí, y recorre su carrera desde los inicios más académicos hasta sus últimas obras, en las que se aprecia una nueva influencia de los grandes maestros como Miguel Ángel y Velázquez.

Esa compartimentación de la galería permite dividir las diferentes etapas del artista y hace que el visitante se encuentre con un Dalí diferente de manera progresiva conforme va avanzado hasta el final de la exposición. El acceso al particular universo mental de Dalí lo favorece la atmósfera creada por la luz que varía a lo largo de la exposición para crear el ambiente “de misterio que hay en su obra”, según Aguer. “Queremos ayudar a entrar en el mundo imaginario de Dalí, con esa atmósfera de enigma y misterio”, agregó la comisaria de la muestra.

Por su parte, Marcelo Mendonça, gerente general del CCBB, opinó que el diseño de la exposición “revela mucho de Dalí y de su espíritu” porque permite al visitante descubrir al artista poco a poco gracias a la atmósfera y la combinación de los diferentes elementos que la componen. “Las personas que acudan van a descubrir y maravillarse en cada sala y van a salir muy satisfechas con ese conocimiento adquirido sobre Dalí en otro nivel”, agregó.

IMAGEN:  Un hombre mira una obra de del pintor español Salvador Dalí en el Centro Cultural Banco de Brasil (CCBB) en Río de Janeiro (Brasil). EFE