Seguimos recorriendo el románico palentino, hoy guiados por Pedro Luis Huerta, historiador en la Fundación Santa María la Real visitamos Carrión de los Condes y el monasterio de Santa María la Real en Aguilar de Campoo.

La villa de Carrión era una de las más prósperas del Camino de Santiago. El Liber Sancti Iacobi la describe como “rica y muy buena, industriosa en pan, vino, carne y en todas clase de productos”. No extraña, por lo tanto, que aquí acudiese a ejercer su oficio uno de los mejores escultores del románico español: el llamado “Maestro de Carrión”, artífice de la fachada de la iglesia de Santiago. En este capítulo veremos cómo la huella de este artista fue tal que no tardó mucho en difundirse y popularizarse su estilo entre los canteros autóctonos, que dejaron muestras de su trabajo en parroquias rurales mucho más modestas como la iglesia de San Juan en Moarves de Ojeda.

galería del claustro del monasterio de Santa María la Real en Aguilar de Campoo (Palencia)

Finalizaremos nuestro recorrido visitando el monasterio de Santa María la Real que fue uno de los principales focos de irradiación artística y cultural en la zona. En 1169 el rey Alfonso VIII lo entregó a la orden de los premostratenses. Tras un periodo de oposición y pleitos por parte de la comunidad que ocupaba con anterioridad el monasterio, el asunto quedó definitivamente zanjado a favor de los mostenses en 1173. Desde esos momentos y durante gran parte del siglo XIII siguieron aumentando las donaciones dando lugar a un periodo de apogeo económico que se tradujo en la reforma y ampliación de la antigua fábrica.

 

 

 

Descarga aquí el capítulo 5

 

EN ENTREGAS ANTERIORES: