Redacción Canal Patrimonio- EFE

La exposición “Fortuny, memoria gráfica”, que se podrá ver hasta el 4 de abril en el Centro de la Imagen Mas Iglesias (CIMIR) de la localidad tarraconense de Reus, muestra la vida y el entorno del pintor Mariano Fortuny en ochenta imágenes. La comisaria de la exposición, Coia Domingo, ha explicado que dichas fotografías ofrecen  un recorrido por la vida, la familia, el entorno y los compañeros de Fortuny, tanto en su etapa en Reus como en Roma, en el año que se conmemora el 175 aniversario del nacimiento del artista.  “Hemos encontrado muchas fotos de Fortuny, de su familia y de sus amigos que sitúan el personaje en un entorno más próximo”, ha explicado Domingo respecto al primer ámbito de la muestra, mientras que el segundo muestra su estudio en Roma, reproducido con “unas fotos magníficas”.

La muestra incluye también un audiovisual de 20 minutos que Rafael Saludes y Jordi Valls filmaron en 1974 sobre la vida y la obra del artista, mientras que otro de los apartados pone el foco en la muerte de Fortuny y el último recuerda los homenajes que Reus ha hecho a uno de sus hijos ilustres. En este aspecto, destacan las fotografías de los actos de 1939 para conmemorar el centenario de su nacimiento -un año antes lo impidió la Guerra Civil-, con el desfile de carretelas, la visita de Pilar Primo de Rivera o la inauguración del monumento del Condesito.

“La muestra incluye también un dibujo de Fortuny, algunos objetos personales como su máscara mortuoria o un molde de su mano”, ha señalado Coia Domingo, que ha destacado las aportaciones de los fondos fotográficos del director del Instituto Amatller, Santiago Alcolea; y del biógrafo de Fortuny, Carlos González López. La directora del Instituto Municipal de Museos de Reus, Anna Figueras, ha indicado, por último, que la siguiente actividad del Año Fortuny tendrá lugar en primavera, con una gran muestra que recogerá obras cedidas por el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC).

IMAGEN: Unas 300 obras de Mariano Fortuny Madrazo, hijo del pintor Marià Fortuny, ilustran una exposición en Barcelona. EFE/Archivo