Vídeo realizado por el Museo Nacional del Prado, compartido en su canal youtube, que nos permite adentarnos en la exposición “El Divino Morales”, de la mano de Leticia Ruiz, jefe del Departamento de Pintura Española del Renacimiento del centro.

Luis de Morales nació en 1510 o 1511 y murió en torno a 1586, tal vez en Alcántara (Cáceres), donde se sabe que residía en 1585. Desconocemos su lugar de nacimiento, pero vivió y pintó en Extremadura. Durante más de cincuenta años fue el pintor más prolífico e importante de esa extensa región, donde realizó numerosos retablos y cuadros de altar, ampliando su producción a Portugal, especialmente a Évora y Elvas, ciudades cercanas a Badajoz.  Con una marcada vocación comercial, Morales adaptó a la clientela de la época un producto artístico y devocional de factura muy cuidada que enlazaba con las tradiciones flamencas de finales del siglo XV y principios del XVI, matizadas por elementos y modelos italianizantes.

La exposición ofrece una cuidada revisión de la obra del Divino, apelativo que fue explicado así por el pintor y tratadista Antonio Palomino en el siglo XVIII: Fue cognominado el Divino, porque todo lo que pintó fueron cosas sagradas.