World Monuments Fund (WMF) indica que el exceso de turistas de Venecia y la guerra civil en Siria están destruyendo su legado arquitectónico y cultural. En la lista que elabora cada dos años con bienes del patrimonio cultural en riesgo de deterioro, la organización ha incluido un total de 67 puntos en 41 países de los cinco continentes.

Canal Patrimonio

Venezia- Plaza San Marcos- ArS- 09102013
El conflicto civil que sufre Siria desde comienzos de 2011 ha tenido efectos devastadores en el patrimonio cultural del país y esto tendrá efectos irreversibles en su legado arquitectónico, ha señalado la presidenta de WMF, Bonnie Burnham, en una rueda de prensa en Nueva York, donde tiene su sede la organización.

El zoco de Alepo, del siglo XVII, fue devorado por el fuego en septiembre de 2012. La mezquita de esta ciudad también fue dañada por un incendio que destruyó su minarete en abril de 2013. Son solo dos ejemplos de monumentos emblemáticos que han sido devastados durante el conflicto, señala la organización.

La presidenta de WMF subraya la importancia de dar a conocer las amenazas a las que se enfrenta el patrimonio sirio, impulsar la capacidad de acción la comunidad internacional y fomentar la cooperación entre las partes interesadas.

La ciudad de los canales
Por otro lado, Burnham resalta el efecto negativo que está teniendo el exceso de turismo en la ciudad de Venecia y las consecuencias que eso puedo tener en su legado arquitectónico. La ciudad ha incrementado su turismo en un 400 % durante los últimos cinco años, con 20.000 visitantes por día en la temporada alta, lo que ha deteriorado el estado de los monumentos y la calidad de vida de los residentes, cuyo número ha disminuido en un 50 % durante la última década, ha explicado Burnham.

Pabellones Güell Barna- EFE- 09102013
En España
En España necesitan ayuda la iglesia parroquial San Pedro Apóstol (Cuenca) y los Pabellones Güell y sus jardines (Barcelona). La directora del Programa para América Latina, España y Portugal de WMF, Norma Barbacci, ha explicado que en el caso de los Pabellones Güell no sólo se busca conservar el lugar, sino que también se quiere potenciar el turismo y llamar la atención de este patrimonio un poco desconocido en España y todo el mundo. Por su parte en Portugal los monumentos destacados son el Fuerte de Gracia (Elvas) y la biblioteca Joanina de la Universidad de Coimbra.

En Latinoamérica
Están amenazados por deterioro diversos lugares de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala, México, Perú y Venezuela, entre los que destaca el peruano centro urbano prehispánico de la ciudadela de Chan Chan que fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1986.  Según WMF, en Argentina está en riesgo de deterioro el Monasterio de Santa Catalina de Siena (Buenos Aires); en Chile los ascensores de la ciudad de Valparaíso y el Palacio de la Alhambra (Santiago); en Perú la Capilla de la Virgen Concebida de Kuchuhuasi (Cusco), el cerro Sechín (Casma, Ancash), Chan Chan (Trujillo, La Libertad) y Gran Pajatén (San Martín).

Además, en la lista se ha incluido la brasileña Serra de Moeda (Minas Gerais), el ecuatoriano Museo Remigio Crespo Toral (Cuenca), las ruinas guatemaltecas Uaxactun (Petén), el ayuntamiento de Georgetown (la capital de Guyana), los colombianos camellones antiguos del Río San Jorge y la ciudad universitaria de Caracas en Venezuela. En México se ha incluido el parque Fundidora (Monterrey), los Retablos de los Altos de Chiapas (San Cristóbal de las Casas y Teopisca).

Conseguir financiación
Además, la presidenta de World Monument Fund ha subrayado que el propósito de elaborar una lista cada dos años es conseguir apoyo local y la financiación de organismos gubernamentales para restaurar los lugares que realmente lo necesitan. La selección de monumentos hecha por esta institución abarca todo tipo de lugares, desde paisajes culturales y restos arqueológicos hasta centros históricos o edificios religiosos.

IMAGEN: Plaza de San Marcos, en Venecia. Debajo, los pabellones Güell y sus jardines en Barcelona (España) están entre los monumentos en riesgo según la organización World Monuments Fund (WMF). EFE/Archivo